Plantillas para evitar lesiones al practicar deporteLas zapatillas para hacer deporte tienen suelas especialmente pensadas para absorber los impactos e impedir las lesiones en los tobillos y en las rodillas. Pero hay personas que son especialmente propensas a estos problemas y necesitan una solución extra. La calidad y precio de las plantillas Dr Scholl las convierten en una fantástica opción para conseguir esa dosis extra de acolchado en la suela de los zapatos de deporte.

Deporte con comodidad

Están realizadas en una espuma muy contundente y algunas de sus partes son de gel, para garantizar todavía más la comodidad y la amortiguación. De este modo, se previenen las lesiones que habitualmente suceden al practicar deportes en los que se implica el salto o el correr.

Pero este tipo de plantillas no son exclusivas para deportistas. Si en tu vida normal sufres a menudo de dolor en los pies debido a que pasas muchas horas de pie en tu trabajo o caminas largas distancias, también encontrarás una gran ayuda al utilizarlas. Sentirás que cuando llegas a casa y te descalzas tus pies no están tan doloridos y que ese dolor tampoco se traslada como antes a las piernas y a la espalda.

Ocio y comodidad

Esto hará que al acabar la jornada laboral todavía tengas ánimo para salir a tomar algo con tus amigos, a acompañar a tus hijos a sus actividades o, simplemente, para disfrutar de un poco de deporte. Se acabó el estar deseando llegar a casa para poder sentarte en el sofá y extender las piernas o meter los pies en agua fría para aliviar el dolor.

Dado que estas plantillas no son muy caras, se recomienda que se utilice un par para cada zapato sin cambiarlas. Esto es así porque las características de cada horma son diferentes y una vez que se adapten a un zapato pueden tomar su forma y no encajar perfectamente en otro.

Además, teniéndolas en el calzado habitual, se evita el olvidarse de ponerlas ya que una vez que el pie se acostumbre a ellas no querrá renunciar a pisar sobre algo tan mullido y cómodo.

Estas plantillas se adaptan a todo tipo de calzado y no hay que variar la talla habitual ya que no tienen una excesiva altura que pueda obligar a comprar una talla más. Se sentirá la mejora desde el primer día y los pies estarán más descansados evitándose además posibles lesiones que son bastante dificultosas de curar.