Lo que debe conocer para tramitar una herencia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para salvaguardar y poder tomar posesión de una herencia en España, hay que conocer cuáles son los pasos a seguir, de allí que el contenido este básicamente dedicado a revisar cuáles son esos pasos para que los herederos tomen posesión de su herencia de la manera más rápida y simple, sin caer en retardos que pueden generar pérdida de tiempo y dinero.

Independientemente del dolor causado por la pérdida de un familiar, hay que actuar de inmediato y lo mejor es contar con asesoría legal, para no cometer errores que atrasen el proceso.

Ya pasando al tema, lo primero que tenemos que conocer es lo siguiente:

 

¿Qué se entiende por herencia?

Corresponde a un acto jurídico mediante el cual una persona que fallece transmite sus bienes, derechos y obligaciones a otra u otras personas (a estas personas se les denomina herederos).

 

Heredero es la persona física o jurídica que tiene derecho al total o a una parte de los bienes de una herencia.

 

¿Qué es un testamento?

Testamento es un documento mediante el cual un individuo dispone de sus bienes una vez que ha fallecido. Un testamento es la expresión de la última voluntad de una persona, constituyendo una acción jurídica efectuada de modo unilateral y libre. En cuanto al conjunto de bienes que deja una persona mediante testamento, suele denominárselo herencia. El testamento solo produce efectos después de la muerte.

De allí que se concluya que un testamento es:

Es formal y solemne, porque al tener efecto después de la muerte ya no podrá volver el testador para cambiarlo.

Es esencialmente revocable. Por eso el Código civil dice que “todas las disposiciones testamentarias son esencialmente revocables, aunque el testador exprese en el testamento su voluntad o resolución de no revocarlas. Se tendrán por no puestas las cláusulas derogatorias de las disposiciones futuras, y aquellas en que ordene el testador que no valga la revocación del testamento si no la hiciere con ciertas palabras o señales.”

Dentro de un  testamento,  se pueden incluir otros asuntos que importan al testador y  se aprovecha para:

-Reconocer a un hijo.

-Nombrar o excluir tutores o administradores de bienes para los hijos.

-Revocar un testamento anterior.

-Incluso autorizar técnicas de reproducción asistida para después del fallecimiento.

 

 

¿Qué se entiende por certificado de defunción?

El certificado de defunción es el documento oficial que acredita el fallecimiento de una persona.

¿Qué es el Certificado del Registro de Contratos de  Seguros de cobertura de Fallecimiento o RCSF?

Corresponden sus siglas a: Registro o Certificado de Contratos de Seguros de cobertura de fallecimiento, es  un registro público, depende del Ministerio de Justicia, y la finalidad de este ente es la de suministrar la información necesaria para que pueda conocerse por los posibles interesados si una persona fallecida tenía contratado un seguro para caso de fallecimiento, así como la entidad aseguradora con la que lo hubiese suscrito, a fin de permitir a los herederos , dirigirse a ésta para constatar si figuran como beneficiarios y, en su caso reclamar de la entidad aseguradora la prestación derivada del contrato.

¿Cuáles son los pasos que se deben realizar para el cobro de una herencia?

1-Solicitud del certificado de defunción

Para la solicitud formal de una herencia, lo primero que se debe hacer es la solicitud del  certificado de defunción ante el Registro Civil, la expedición de este documento es gratuita. El documento se solicita por:

  • Internet (https://sede.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/Sede/es/tramites/certificado-defuncion)
  • Personalmente, en cualquier Registro Civil, sin importar si ocurrió el fallecimiento en otra localidad.
  • Por correo, dirigirse al Registro Civil donde ocurrió el fallecimiento.

 

2-Solicitud del Certificado del Registro General de Actos de Ultima Voluntad o RGAUV

El certificado de registro general de actos de última voluntad, es un registro administrativo y,   es el documento que acredita si una persona, ha otorgado testamento/s y ante qué Notario/s. De esta forma, los herederos podrán dirigirse al Notario autorizante del último testamento y obtener una copia (autorizada) del mismo. Este documento se precisa para la realización de cualquier acto sucesorio.

En este registro le indican la lista de todos los testamentos realizados por la persona a lo largo de su vida. Para la solicitud del mismo tienen que haber transcurrido 15 días hábiles desde el fallecimiento del causante. El certificado informa de la existencia de testamento/s y, en caso de existir testamento/s, del lugar y fecha del otorgamiento y del nombre del Notario/s ante quién/es fueron otorgado/s.

Con el certificado pueden dirigirse al Notario correspondiente, que facilitará copia del testamento.

Este documento se puede solicitar de la siguiente manera:

  • Internet (https://sede.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/Sede/es/tramites/certificado-actos-ultima)
  • Personalmente
  • Por correo dirigido Registro General de Actos de Última Voluntad, Ministerio de Justicia

Los documentos a presentar para la tramitación de este certificado son los siguientes:

  • El certificado de defunción, en original o fotocopia compulsada, expedido por el Registro Civil correspondiente a la localidad en que la persona haya fallecido, y en el que deberá constar necesariamente el nombre de los padres del fallecido.

3-Solicitud del Certificado del Registro de Contratos de Seguros de cobertura de Fallecimiento o RCSF

Este registro suministra información necesaria  para que los  herederos, puedan conocer si la persona fallecida tenía contratado un seguro para caso de fallecimiento, la cantidad con la que hubiese suscrito el mismo y la compañía aseguradora con la cual hubiese realizado el trámite.

El Registro de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento es un registro público, dependiente del Ministerio de Justicia en el siguiente enlace:(http://www.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/Portal/), Los contratos de seguro, cuyos datos figuran  en el Registro, son los relativos a los seguros de vida con cobertura de fallecimiento y a los seguros de accidentes en los que se cubra la contingencia de la muerte del asegurado, ya se trate de pólizas individuales o colectivas.

El acceso al Registro sólo podrá realizarse una vez fallecido el asegurado, previa presentación del acta de defunción, y siempre que hayan transcurrido quince días desde la fecha de fallecimiento del titular, y estarán disponibles en el Registro durante cinco años. Aquellos contratos que hayan sido cobrados por los beneficiarios de la herencia, se cancelarán del registro.

¿Qué se debe hacer en caso de la existencia de un testamento?

 

Cuando el certificado de última voluntad (RGAUV) indica la existencia de un testamento, se debe proceder a obtener el mismo. En este certificado se indica en que Notario se otorgó, número de protocolo, y la fecha. En este momento se tiene ubicado el testamento, y se debe solicitar el mismo, por uno de los beneficiarios de la herencia adjuntando el certificado de defunción y el certificado de última voluntad.

Existen dos formas de solicitud de este documento:

  • Personalmente, ante la notaria, este trámite solo lo puede realizar uno de los beneficiarios de la Herencia o un apoderado especial.
  • Por correo, firmada ante Notario por uno de los beneficiarios, adjuntando la certificación del RGAUV y certificado de defunción original.

Tener el testamento es un paso necesario y  fundamental para repartir la herencia,  pues en él constan quienes son los herederos y en qué proporciones.

 

4-Solicitar la declaración de herederos

Procedimiento de jurisdicción voluntaria, dirigido a obtener la declaración y determinación de personas con derecho a heredar para el caso de fallecimiento sin testamento.

Cuando el certificado de última voluntad (RGAUV) indica la no  existencia de un testamento, será necesario tramitar la declaración de herederos, la cual se tramita ante un Notario quien determinara quienes son los beneficiarios de la herencia de acuerdo a la ley.

La declaración de herederos debe realizarse de la siguiente manera:

  • Si son hijos o descendientes, padres o ascendientes, el conyugue viudo, la declaración de herederos intestados se hace ante la Notaria del lugar donde  el fallecido tenía su domicilio en el momento de fallecer, mediante un acta notarial.

 

  • Si son hermanos, sobrinos u otros parientes colaterales, o el Estado, la declaración de herederos debe hacerse en el juzgado de Primera Instancia del lugar donde el fallecido tenía su domicilio para el momento del fallecimiento.

 

¿Cuáles son los documentos necesarios ´para tramitar la herencia sin testamento?

Cuando la declaración de herederos se hace en la Notaría, los documentos necesarios son los siguientes:

  • Certificado de defunción del causante.
  • Certificado de empadronamiento del causante (determina la competencia territorial)
  • Certificado del Registro General de Actos de Ultima Voluntad, que acredite que no hay testamento.
  • Certificado de nacimiento de los hijos del fallecido.
  • Certificado de defunción de los hijos que hubiesen muerto.
  • Certificado de matrimonio del fallecido.
  • DNI del fallecido o, en su defecto, certificado de empadronamiento del fallecido, a fin de acreditar el domicilio habitual del mismo.
  • Dos testigos, mayores de edad (*), deben comparecer ante el Notario.

 

(*)Que conozcan a la familia, que no sean parientes ni beneficiarios de la herencia, ni el cónyuge o los parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad del Notario autorizante y quienes tengan con éste relación de trabajo. Deberán testificar sobre las circunstancias personales y familiares del fallecido. (Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria).

Desde la fecha en que se firma el requerimiento inicial del acta notarial, deberán transcurrir obligatoriamente 20 días hábiles, pasados los cuales se podrá expedir la copia del acta de declaración de herederos intestados y realizar la partición de los bienes.

5-Realizar un inventario de los bienes

Después que se procede a la aceptación de la herencia, debe realizarse un inventario judicial de los bienes y obligaciones heredados, a fin de determinar cuáles son los activos y las deudas integrantes del pasivo.

 

6-Identificar todos los  activos

Para la identificación de los activos lo primero es tratar de encontrar en ls archivos personales del fallecido las escrituras, caso contrario hay que dirigirse al Registro de propiedad y realizar la solicitud de notas simples de cada propiedad a nombre del difunto para comprobar si tiene registrados los bienes ante este organismo, este trámite puede realizarse personalmente o a través de la web ((www.registradores.org), Si las propiedades  no están inscritas en el Registro de Propiedad se debe acudir a Catastro, y lo tramita la persona encargada de gestionar la herencia, solicitando certificaciones catastrales de todos los bienes de una persona. Estas oficinas se encuentran localizadas en cada ayuntamiento.

 

En el  caso de valores, cuentas corrientes, de ahorro, se debe acudir a las entidades financieras con el certificado de defunción, el certificado de RGAUV y con el testamento o acta de declaración de herederos, se solicitara a la entidad que emita un corte de las cuentas, acciones, títulos valores y todo lo que pudiera tener depositado el causante en el banco para el día del fallecimiento. Estas cuentas son bloqueadas inmediatamente por el banco, hasta que no se acredite la titularidad de los bienes.

 

Para localizar las cuentas y saldos se puede:

  • Recolectar la documentación que pudiere tener el fallecido en su casa,
  • Acudir a las últimas declaraciones del IRPF donde constarán, en principio, los pagos de intereses de cuentas y dividendos.
  • E ir banco por banco solicitando los certificados de saldos.

 

Los demás activos como vehículos, mobiliario, bienes muebles, ajuar doméstico, joyas, etc., son más fáciles de identificar, por las facturas de compra o por la posesión de los mismos.

 

7-Identificar las  deudas

En caso de que existieran deudas por parte del causante, debe evaluarse el monto de las mismas antes de aceptar la herencia, ya que el heredero o herederos quedan obligados de la cancelación total de la misma al momento de aceptar la herencia.

Es de hacer notar que el patrimonio propio queda expuesto si las deudas superan el monto de la herencia. La otra posibilidad es aceptar la herencia bajo el beneficio de inventario. Debe incluir las deudas generadas por la aceptación de la herencia, los gastos del funeral, entierro, gastos de gestoría, gastos de abogado y todos aquellos generados a raíz del suceso.

En caso de que renuncie a la herencia, debe realizarlo ante un notario

8-Realizar una valoración de activos

La valoración de los bienes, derechos, acciones, joyas, y todo lo acordado en el testamento para heredar se realiza conforme al valor de mercado. Los inmuebles se valoran de acuerdo a lo tasado en los recibos del IBI. La valoración debe hacerse teniendo en cuenta el estado de los bienes al día del fallecimiento del causante.

 

Cuando se trate de  vehículos, el valor de los mismos a efectos fiscales está determinado por Hacienda mediante unas tablas que esta publica periódicamente y que atienden a la tipología y antigüedad de los vehículos.

 

Si se trata de cuentas bancarias, depósitos financieros, fondos de inversión y cualesquiera otros productos financieros de los que habitualmente ofertan las entidades de crédito, el valor de los mismos se acreditará mediante certificación bancaria expedida por la propia entidad de crédito expresiva de su saldo o valor.

 

Es de hacer notar, que los herederos legítimos le pueden asignar a los bienes entregados en herencia, el valor que libremente decidan, pero siempre deben tener presente que a efectos fiscales prevalecerá el valor que le atribuya la Hacienda Pública.

 

9-Partición de bienes

La partición también llamada división del caudal hereditario son las operaciones para la determinación concreta de los bienes que se adjudica cada heredero.

La división del caudal hereditario se presenta cuando concurre más de un heredero o legatario de parte alícuota en una herencia. Si sólo existe un solo heredero no se dará la partición de herencia.

La partición o división es causa de extinción de la comunidad hereditaria. Hasta el momento de la partición de herencia, los herederos tienen una cuota sobre el total del caudal de toda la herencia pero sin concretar exactamente en qué bienes.

 

Cuaderno de partición           

Es la base para la adjudicación a los herederos de los bienes a repartir, en este cuaderno se recogen los datos de los interesados, los bienes, derechos y deudas, así como también la base de la repartición a realizar tanto a los herederos como legatarios.

Es un documento importante, ya que en él va a constar toda la documentación referida a la Herencia y herederos, para ello habrá que tener en cuenta si hay testamento o no, y las disposiciones que hubiere otorgado el causante.

Normalmente este documento es elaborado por un abogado con conocimientos en Herencias, por la complejidad de su realización., debe ir firmado por cada heredero y ratificar las firmas ante el notario.

Cuando se trate de heredero único, porque no es necesario ir a la notaría, bastando legitimar la firma del documento.

 

No hay obligación legal alguna de ir a notaría o al Registro de la Propiedad; lo obligatorio en toda herencia es pagar los impuestos en el plazo que establezca la ley.

 

La partición hereditaria se considera a válida, tanto si se hace en escritura pública como si se hace mediante un simple cuaderno particional privado, deberá ser aprobada y firmada por las siguientes personas, bien personalmente o por medio de poder:

  • Los herederos testamentarios o intestados.
  • El cónyuge viudo, si tiene derecho al usufructo de todos o parte de los bienes o si existen bienes gananciales.
  • Los legitimarios que no hayan sido nombrados herederos, para recibir lo que por legítima les corresponda o para renunciar a ella.
  • Los legatarios, para recibir los bienes legados.

10-Pago de impuestos

Los impuestos aplicables no solo dependen de la relación de los herederos con el fallecido, pero de que si éste era o no residente en España; el valor de sus bienes y la región. Estos impuestos no son un porcentaje fijo. Son basadas en una escala, dependiendo de las condiciones mencionadas anteriormente y se calculan específicamente para cada caso en particular. Debe tomar  en cuenta de que si el proceso de repartición y pago de impuestos, no se concluye dentro de los primeros 6 meses desde la fecha del fallecimiento, se aplicarán costes adicionales de impuestos.

 

Los impuestos a calcular y a pagar son:

 

  • El impuesto de sucesiones: El plazo para verificar este pago es, en principio, de seis meses desde el fallecimiento, si no se cancela dentro de este tiempo, en algunas comunidades autónomas se pueden perder beneficios fiscales si no se liquida dentro del plazo establecido, se puede solicitar una prórroga antes de que transcurran los cinco meses del fallecimiento del causante, por seis meses más. La prórroga concedida comenzará a contarse desde que finalice el plazo de seis meses y llevará aparejada la obligación de satisfacer el interés de mora correspondiente hasta el día en que se presente el documento o la declaración

 

  • El impuesto sobre el incremento de valor de terrenos de naturaleza urbana (IIVTNU).: No hay que olvidar el impuesto sobre el incremento de valor de terrenos de naturaleza urbana (antigua plusvalía municipal), que es un impuesto que se refiere a cada inmueble urbano heredado y que se paga al ayuntamiento dónde esté situado el bien en cuestión. Su costo es elevado.

 

 

11-Entrega formal de bienes

Al finalizar el pago de los impuestos los herederos pueden tomar posesión formal de los bienes, de acuerdo al cuaderno de partición elaborado y solo les queda proceder a registrar los bienes recibidos en la herencia a su nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *