Cuando nos hacen una extracción dental, generalmente nuestro cuerpo forma un coagulo de sangre ocupando el espacio donde antes había un diente.

La función de este último es evitar el sangrado abundante y cuidar de las infecciones. Si este proceso no ocurre el espacio que queda vacío se inflama, dándole paso a la alveolitis.

Lo último  puede tener varias causas, las cuales queremos comentarte el día de hoy y, a su vez queremos mostrarte algunos datos para que puedas conocer sobre la alveolitis

Continúa leyendo