Los pólipos endometriales son alargamientos o extensiones con forma de varita que se fijan en la pared del útero.

Su tamaño no es predeterminado, algunos pueden llegar a ser tan grandes como una bola de golf mientras que otros pueden ser tan pequeños como un lunar.

En la actualidad, existe un total desconocimiento sobre el origen de estos abultamientos, que funestan la vida de muchas mujeres que nunca los tratan.

Continúa leyendo